Mejora tu concentración con los consejos de becrit

Están en gimnasios y parques, las vemos todos los días, son personas que entrenan mientras chatean por WhatsApp o se toman selfis. Si tú también lo haces, no te juzgaremos; solo dejaremos aquí algunos consejos sobre cómo mejorar la concentración y abandonar ese hábito potencialmente dañino.

Tal vez creas que somos unos renegados de los móviles, alérgicos a las nuevas tecnologías, unos luditas del siglo XXI. 

Sin embargo, todos sabemos que realizar ejercicio sin un nivel óptimo de concentración puede ocasionar una lesión o, por lo menos, un lánguido desempeño.

Pero antes de apagar el móvil y ponerte a entrenar, tómalo bien entre tus manos y lee esta serie de ejercicios, hábitos y técnicas para mejorar la concentración.

La lucha por (des)conectarnos

Falta de concentración

Es entendible que nos cueste centrar nuestra atención en una tarea. Tal como afirma Cal Newport en su libro Enfócate —que, por cierto, te recomendamos encarecidamente que leas—, vivimos inmersos en una cultura de la conectividad.

No solo tenemos decenas de plataformas para comunicarnos entre nosotros; también se pretende que respondamos de inmediato. 

Dudo de que la generación de nuestros abuelos se haya preocupado por cómo mejorar la concentración. Ellos jamás entenderán la ansiedad que produce que alguien demore más de 30 minutos en responder un mensaje de WhatsApp.  

Si a eso sumamos las redes sociales, creamos un entorno que desconcentra más que un mosquito en una obra de teatro ciego.

En términos de enfocar nuestra atención, el mundo en el que vivimos es nuestro principal “enemigo”. Pero nada nos impide dar batalla. 

Vamos a ver qué ejercicios y técnicas podemos aplicar para aumentar la concentración durante los entrenamientos —pero también la vida en general. 

8 consejos y trucos para aumentar la concentración

Cambia el chip

Entrenar para mejorar la concetración

Entrenar es un regalo que uno se hace a sí mismo. Por eso, procura que sea el mejor de los regalos.

Puedes probar numerosos ejercicios de concentración, pero ninguno será más efectivo como guardar las distracciones en un bolso y dedicarte a pleno en lo que estás haciendo.

Duerme mejor

Dormir bien para mejorar la concentración

No sé si te ha pasado, pero yo me he topado varias veces con personas que sostienen que dormir es para los débiles. En cambio, ellos afirman estar demasiado ocupados para descansar, y se enorgullecen de ello.

Sin embargo, dormir es un problema de gestión del tiempo, no de su falta. Quien afirme que no tiene tiempo para hacer algo, miente.

Simplemente hay que restablecer las prioridades, y evitar perder el tiempo en otras actividades:

  • Bájate una app que te ayude a limitar el uso de redes sociales.
  • Dile a Netflix que esperarás hasta mañana para ver el próximo capítulo de la serie.
  • Has las compras del súper de modo más eficiente. 
  • Evita contratar servicios que no necesitas (luego siempre demandarán tiempo, así solo sea para darlos de baja).
  • Aprende a decir que no a algunas de las cosas que te pidan.

Dormir mal una noche no le hace daño a nadie, pero si ocurre de forma regular, puede afectar el estado de ánimo, el rendimiento cognitivo y boicotear tus intentos de mejorar la concentración.

Prueba cosas nuevas

Aprender actividades nuevas para mejorar la concentración

No hay nada más desafiante y que requiera más de nuestra atención, que aprender una nueva habilidad. Lo mismo aplica en una rutina de entrenamiento.

Toma nuevas clases, practica actividades desconocidas, cambia el orden de los ejercicios, intercala entrenamientos grupales con individuales. Cualquier cosa que sacuda el statu quo demandará más concentración de tu parte.

Ten un plan

¿Para qué entrenas? Tal vez quieras bajar de peso o aumentarlo; mejorar tu condición física o tomarte un respiro del trabajo. 

Ten ese objetivo presente todo el tiempo y úsalo a tu favor persiguiéndolo con fiereza. Para ello necesitarás un plan. Siempre que vayas a entrenar ten una rutina anotada en un papel —preferentemente— o en tu cabeza, pero tenla.

Entrena… tu cerebro

Ejercicio para mejorar la conentración

Según un estudio de 2015, dedicar 15 minutos diarios a entrenar el cerebro puede ser suficiente para aumentar la concentración, además de incrementar la capacidad para resolver problemas y las memorias de corto y largo plazo.

Elige el juego que más te guste (ajedrez, palabras cruzadas, sudoku, memotest), dedícale un rato cada día y verás cómo mejorar la concentración es más divertido de lo que creías.

Olvida el mito de la multitarea

Evitar ser multitasking para mejorar la concentración

Seguro has oído hablar de la multitarea. Incluso aparece en avisos laborales, que demandan profesionales con capacidad de “multitasking”. Requerir eso es tan insólito como buscar “jóvenes con experiencia”... y vaya que también hay de esos avisos.

En fin, el mito de la multitarea se refiere a la presunta capacidad de abordar varias actividades al mismo tiempo. Sin embargo, es una habilidad que está muy estudiada y ampliamente negada.

Por supuesto, los seres humanos podemos hacer más de una cosa a la vez; el problema son los resultados: Se tarda más tiempo en completar esas tareas y existe una mayor predisposición a los errores. 

El autor Damon Young explica que cuando pasamos de nuestro trabajo a un correo electrónico, “nos lleva un minuto recuperar el hilo de nuestro pensamiento”. Y agrega: “Y entonces recibimos otro e-mail, o un SMS, por lo que nuestra concentración se fractura. ¿El resultado? No somos realmente multitarea. Cambiamos de tarea de manera desenfocada o torpe”.

En conclusión, si quieres hacer algo rápido y bien, concéntrate en lo que estás haciendo y evita las distracciones. 

Meditar

Meditar para mejorar la concentración

La meditación es una técnica milenaria. Hay numerosos trabajos científicos  que coinciden en que meditar tiene múltiples beneficios que incluyen mejoras en la concentración y en las habilidades cognitivas.

Ten en cuenta que sentarte en el suelo con las piernas cruzadas puede ser el estereotipo, pero no es la única opción que tienes para meditar. 

Existen varias formas de hacerlo. Puedes probar con clases de yoga, la repetición de mantras e incluso caminar o hacer trabajos de jardinería. 

Lo importante es que te concentres en el momento presente: las temperaturas, los olores, las texturas.

Aliméntate bien

Alimentarse bien para mejorar la concentración

El último de los consejos sobre cómo mejorar la concentración tiene que ver con la alimentación saludable, un hábito que trae muchísimos beneficios.  

La comida juega un rol clave en el buen funcionamiento de todo el cuerpo. El cerebro, por supuesto, no es la excepción.

Una dieta saludable es aquella que incorpora toda la energía y los nutrientes que el cuerpo requiere. Debe ser sustentable en el tiempo y tener gran variedad de alimentos, abundantes frutas y verduras, pocos alimentos procesados y azúcar agregada, y una cantidad de calorías suficiente, pero no excesiva.

Si quieres algo más específico en cuanto al cerebro, prioriza estos alimentos:

  • Pescados grasos (salmón, sardina y trucha): Tienen abundante ácidos grasos omega-3, un componente importante del cerebro, e incorporarlos en la dieta trae beneficios en la memoria y el estado de ánimo, además de proteger al cerebro contra el deterioro.
  • Frutas y verduras: Por su alto contenido en vitamina C, varios estudios las relacionan con mejoras en las funciones cognitivas. Además de la naranja, puedes incorporar brócoli, melón, tomate, kiwi y pimiento rojo.
  • Nueces: Un estudio concluyó que pueden mejorar la cognición e incluso prevenir enfermedades neurodegenerativas. Esos beneficios tal vez se deban a la presencia de vitamina E, antioxidantes y  grasas saludables.
  • Brócoli: Podrá oler mal cuando lo cocinas, pero el brócoli tiene abundante vitamina K, además de otros componentes antioxidantes y antiinflamatorios.

Por último, puedes incorporar becrit a tu dieta. Además de aportar proteína, incluye los 9 amino ácidos esenciales. Estos son necesarios para el buen funcionamiento del cerebro, el fortalecimiento del sistema inmunitario, la regulación de los ciclos del sueño, la producción de serotonina y la administración de la energía.

Además de ser el suplemento perfecto para tomar después de entrenar, puedes incorporar becrit en alguna de las sabrosas recetas de smoothies, chips y pancakes que tenemos en nuestra web

Eso sí, becrit no es para cualquiera. Es un batido de proteína a base de insectos y es solo para personas que quieren el producto más saludable, se preocupan por el medioambiente y les gusta probar cosas nuevas.

Si eres alguien así, elige el sabor que quieras y te llegará junto a una muestra gratis, para que pruebes el producto antes de abrir el bote. Si no es lo que esperabas, puedes devolver tu compra sin cargo. ¡No hay forma de que pierdas!

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados