10 razones por las que todos comeremos insectos en el futuro

La moda de los superfood ya dejó de ser una moda para convertirse en un habitual de la dieta. Las semillas de cáñamo, la chia, avena, el aguacate... y algunos otros son considerados los superfood más saludables hasta el momento. Pero, si la razón para ser un superfood es solamente tener unas características nutricionales espectaculares y ofrecer decenas de beneficios para nuestro organismo, ¿Por qué no añadimos los insectos a esta lista?


“¡WOW! ¿Ha dicho insectos?” - Así es, los insectos, aparte de estar deliciosos, es de los alimentos más sanos que existe, y tú te preguntarás “¿En serio los insectos se comen?” La práctica de comerlos tiene hasta nombre, entomofagia. 2 mil millones de personas por todo el mundo ya lo hacen, y ahora es una práctica que está creciendo en Europa, América y Canadá. 

Plato de gusanitos tostados

¡Es solo cultura, vence a tus prejuicios!

Si te paras a pensar en muchas de las cosas que nos comemos, te darás cuenta que el asco es solamente algo cultural. Por ejemplo, en Francia y España se comen muchos caracoles… ¡Caracoles! Un animalito viscoso y baboso… ¡Y delicioso! Incluso existe la baba de caracol en cosmética. Como todo en esta vida, una vez lo pruebas, decides si te gusta o no, pero no dejes que sean tus prejuicios lo que te digan lo que puedes comer o no.

1- Uno de los alimentos más nutritivos que existen

Los insectos tienen más de un 60% de proteína, con los 9 aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo no sintetiza por sí mismo, y muchísima vitamina B-12, una vitamina que no contienen los vegetales y ayuda a mantener un buen funcionamiento de las neuronas.

2- Eficiencia en la producción = ¡Sostenibilidad!

¿Te has preguntado alguna vez cuántos kg de comida se necesitan para obtener 1kg de proteína de ternera?

Mientras que la vaca necesita comer 20 kg de alimento por cada kg de proteína que obtenemos de ella, los insectos solamente necesitan 1,7kg… ¡12 veces menos!  

Y esto multiplicado por los millones de kg de carne que se consumen cada día en el mundo… 

3- Menos gas invernadero

Los insectos emiten 3000 veces menos gas metano a la atmósfera que la ternera. Teniendo en cuenta que la ganadería supone el 14% de la contaminación mundial, si el consumo sigue aumentando, también lo hará la contaminación. A diferencia de la tecnología, no se pueden diseñar vacas que contaminen menos, y cuantas más haya, más polución habrá en el planeta Tierra.

Vaca atrapada en una granja

4- Nuestra comida se convierte en residuos

Hasta el 50% de la comida que se produce acaba convirtiéndose en basura cada año.

Los insectos pueden alimentarse de vegetales y fruta desechada, tanto de la ganadería como de los humanos, de esta manera reducimos su impacto medioambiental.

5- Una solución contra el hambre en el mundo

Hoy en la Tierra habitamos 7 mil millones de personas y alrededor de mill millones pasan hambre diariamente. En el 2050 seremos 9 mil millones de personas y se estima que la demanda de alimento aumentará un 70%. En el caso que mantengamos el modelo de alimentación que seguimos hoy en día, no habrá los suficientes recursos para alimentar a toda la población.

6- El 80% de la población ya come insectos

Se estima que 2 mil millones de personas comen insectos de forma habitual. Con los casi 2000 tipos diferentes de insectos que existen que se considera que se puedan comer. ¡Seguro que hay alguno que te guste a ti también!

7- Se necesita mucho menos espacio para su producción

Un 70% de la tierra utilizado para la agricultura, y un 30% del total de la tierra, se están utilizando para la ganadería. En cambio la producción de insectos requiere hasta 15 veces menos espacio, además de que se pueden criar en vertical y disminuir todavía más el impacto. De esta manera dejamos tierra para nuestros bosques para que los árboles limpien y oxigenen el aire.

8- Y muchísima menos agua

Destinamos el 70% del agua potable a la que tenemos acceso a la ganadería. Según la FAO, se estima que en el 2025 1.8 mil millones de personas vivirán en regiones con una absoluta escasez de agua. ¡Imagina cuánta agua podríamos ahorrar si comiéramos más insectos que ternera! Se necesita solamente 1 litro para conseguir un kg de insectos, mientras que para obtener la misma cantidad de pollo se necesitan 2.300 litros, mientras que la ternera necesita 22.000 litros, ¡22.000 veces más!

9- Existen menos riesgos de contraer enfermedades

Como los insectos son tan diferentes a los seres humanos, hay menos opciones de contraer una enfermedad a través de ellos.
A todos nos suena la gripe aviar, la gripe porcina, la enfermedad de las vacas locas... Estas enfermedades pueden transmitirse a los humanos porque genéticamente somos más parecidos de lo que somos con los insectos.

10- ¡Están súper buenos!

Hemos probado muchos insectos y no solamente no saben todos igual, sino que su sabor es muy variado. Algunos tienen gusto a nuez, otros como una palomita, pueden parecerse un poco al marisco e incluso a las setas.
Como cualquier otro alimento, ha de cocinarse bien para poder disfrutar de su sabor. Por ejemplo, no es lo mismo comer un escorpión entero frito que hacer unas galletas con proteína de insecto. ¡Mira algunas recetas con insectos aquí!

Banana bread con proteína de insecto becritBanana bread con proteína de insecto becrit

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados